:: VIGILADA MINEDUCACIÓN ::
Miércoles, Agosto 23, 2017
Síguenos

Valores Institucionales

Por valor entendemos una serie de cualidades inalienables, intransferibles, universales y permanentes que Dios fijó en la conciencia de los individuos (ley natural) y estableció en su Palabra (ley positiva divina). Estas cualidades son entendidas como las más altas aspiraciones de ideal de vida humana, las cuales, al ser aplicadas con rigor en la vida del individuo, contribuyen a modelar una vida virtuosa caracterizada por la excelencia moral y espiritual.

La vida como conditio sine qua non del individuo es santa e inviolable. La santidad y la inviolabilidad de la vida descansan no en el poseedor de la misma, sino en el Autor y Defensor de ella. Por el doble carácter de santidad e inviolabilidad, ningún particular puede cegar la vida de su semejante. Así mismo, ningún individuo, ni ninguna institución puede violar la vida de la persona humana. Esta inviolabilidad incluye la vida, honra y los bienes de los demás.

Los siguientes son los valores que rigen para todos los miembros de la comunidad de la FUNDACIÓN UNIVERSITARIA SEMINARIO BIBLICO DE COLOMBIA:
 
  • El amor:

    Los deberes fundamentales del ser humano se resumen en el amor a Dios y al prójimo.  El  amor a Dios se ha de manifestar en una vida que lo glorifique.  Amar al prójimo permite que se transcienda nuestra individualidad y que el ser humano sea respetuoso, solidario, misericordioso y servicial en sus relaciones interpersonales.
  • La justicia:

    En cuanto al quehacer institucional, es el cumplimiento de lo que es justo en términos de la rectitud, según corresponde a los principios bíblicos de la verdad y el amor.  Es la igualdad de oportunidades para acceder a los beneficios del ejercicio de la misión de la FUSBC.
  • La integridad:

    Se entiende como la honestidad, la transparencia y la lealtad que deben caracterizar el pensamiento y el comportamiento de las personas.  La integridad constituye lo opuesto al engaño, a la manipulación y al utilitario.
  • La humildad:

    Es la aceptación de nuestras debilidades y fortalezas, tanto institucionales como individuales, y el reconocimiento de las fortalezas del otro.  La humildad nos hace conscientes de nuestra vulnerabilidad, dependencia de Dios e interdependencia los unos de los otros.  Ella es, además, condición indispensable para la solidaridad y el servicio altruista, así como antídoto contra el orgullo y la búsqueda de fines egoístas a expensas de otros.
  • La gratitud:

    Por ella se reconoce la inmensa bondad de Dios y la filantropía de los seres humanos. La expresión de este valor es fundamental en la FUSBC, ya que permanentemente debe reconocer su dependencia de Dios y la generosidad de aquellos que contribuyen de diversas maneras a nuestro ministerio.
  • La santidad:

    Se entiende como la excelencia moral.  En ella se aglutinan a todos los valores existentes y es el resultado de la vida sometida en su totalidad a la voluntad y dirección de Dios.  Esta santidad se debe evidenciar en un carácter apacible y paciente, en una conducta integra y transparente, en el desarrollo de relaciones interpersonales respetuosas, solidarias y pacíficas, en el cumplimiento  de las leyes del país y en una  convivencia pacífica.